Nuestras raíces se remontan a los años 30 cuando un grupo de avanzadas chilenas se organizan en al MEMCH para luchar por la igualdad de derechos de las mujeres.
El MEMCH permaneció activo durante dieciocho años y jugó un protagónico papel en las luchas que libraron las mujeres de esa época. Su organización se extendió a lo largo de todo el país y sus acciones fueron decisivas para lograr finalmente en 1947 el derecho a voto para la mujer.
Con el paso del tiempo muchas de las dirigentes del MEMCH se fueron integrando a otros espacios políticos y esta importante organización se fue paulatinamente extinguiendo, dejando para las nuevas generaciones de mujeres, un valioso legado de experiencia y desafíos que hasta hoy continúan vigentes